Relaciones

¡Amiga! Las mujeres, por medio de la educación que se nos ha transmitido, tenemos muchos tabúes sexuales…

No se trata de llegar a un libertinaje, pero si de sentirnos tranquilas y merecedoras de disfrutarla sin complejos, de ejercerla con responsabilidad, pero también para proporcionarnos placer y salud mental… Si quieres saber más, no te pierdas ni un detalle y quédate hasta el final…

¡Si Sufres Ataques De Culpa En Tu Sexualidad, Comienza A Hacer Esto Y Sucederá Algo Increíble!

Es necesario, no concentrar culpas, represiones, ansiedad, ira y temores en nuestro espíritu  y cuerpo, que afecten especialmente, nuestro aparato reproductivo y nuestra energía sexual.

Es necesario limpiarte, sanarte y reconciliarte con todos los aspectos positivos y saludables de tu sexualidad, lo cual te proporcionará relajación, placer, bienestar físico y mental, mejora la calidad de tu relación de pareja, autoestima y confianza en ti.

Por ello, la meditación dirigida a este fin, es recomendada para lograrlo. Aquí, te indicamos los siguientes pasos para hacerla eficazmente:

  1. Ubica un espacio confortable y donde no te interrumpan
  2. Acuéstate cómodamente
  3. Cierra los ojos y respira de forma natural, poco a poco haz tu respiración mas profunda, llevando el aire al abdomen e inflándolo en tu inspiración y desínflalo al exhalar. 
  4. Ahora usa tu imaginación y visualízate junto a las mujeres importantes de tu vida, pueden ser tu madre, abuela, hermanas,primas, tías,  amigas (haz tu elección) en un lugar agradable, ya sea en la playa, el bosque o la pradera.
  5. Ve a todas rodeadas de luz y dispuestas en círculo, tomadas de las manos.
  6. Agradéceles, su presencia, sus enseñanzas, su amor y apoyo.
  7. Después aléjate, date un momento a solas, y continúa con la meditación, agradeciendo tu cuerpo de mujer, dile que lo quieres, lo respetas y lo honras.
  8. Canaliza tu respiración hacia tu útero, imagina que una luz verde nutre tu útero, lo sana, recorre cada parte de tu cuerpo con esa luz verde de sanación.
  9. Siente la energía que entra por tu útero, te purifica y reconcilia con la sexualidad.
  10. Cada vez que exhales, libera por todo tu cuerpo la energía negativa, la tensión, la culpa y todo lo dañino que percibas en ti.
  11. Finalmente, centra tu atención en la respiración, empieza a mover poco a poco tu cuerpo, abre tus ojos, voltéate hacia tu lado derecho e incorpórate lentamente.

¡Amiga! Es importante que te reconcilies hoy mismo con tu sexualidad, así que no dudes en aplicar esta meditación para ello.

Cuéntame, ¿Te has enojado con tu sexualidad en algún momento de tú vida?