Autoestima

¡Amiga! Todas hemos experimentado periodos de soledad, ya sea por una causa concreta como una ruptura amorosa, un cambio de residencia, o por sentirnos fuera de lugar.

Asimismo, hoy tenemos a nuestra disposición redes sociales como facebook, twitter, Instagram etc, que nos conectan, sin embargo, en muchas oportunidades no contamos con alguien de confianza a quien llamar  para conversar sobre una situación delicada que nos preocupa… Si quieres saber más entonces quédate con nosotras has el final…

Cuando Te Sientas Desgraciada A Solas, Haz Estas 2 Cosas:

1. Identifica el círculo vicioso de la soledad:

Si nacemos y morimos solas, por qué nos atemoriza tanto la soledad. La respuesta viene dada por el hecho que estamos programadas para estar en relación con los otros. en general, todas las especies saben que aislarse reduce su posibilidad de sobrevivir y reproducirse.

Así, cuando te aprecias sola, tu cerebro enciende una alarma, y aunque hoy no corras el riesgo de ser devorada por un tigre, igualmente, tu mente se prepara para atender a cualquier señal de alarma o amenaza. Esta sensación de temor, muchas veces lejos de ayudarte a salir y relacionarte, te predispone, te paraliza y te genera un estado similar a la depresión.

2. Observa que no estás tan sola en realidad:

En muchas ocasiones la soledad es buena para recuperar la energía, reflexionar, motivarnos, mejorar la creatividad y la productividad.  No está mal sentirse triste de vez en cuando y estar sola.

Ahora sentirse mal por sentirse sola es otra historia, tiene que ver mas con nuestras expectativas entre los vínculos que tienes y los que te gustaría tener. Sin embargo, lamentarte indefinidamente sobre ello, sólo te llevará a deprimirte más.

La espiral de la soledad es un círculo vicioso. En nuestro afán por sentirnos mejor empezamos a chequear constantemente nuestro estado anímico. ¿Cómo me siento hoy? ¿Esta opresión en el estómago significa que voy a hundirme otra vez? Eso solo crea mayor ansiedad.

Para cambiar la situación de sentirte sola en tus vínculos reales actuales, puedes dejar de pensar tanto en ti y centrar tu atención hacia fuera.

Pensar solo en tu sentimiento de fatalidad ante la soledad, no te hace ningún favor, mientras que ayudar a los demás te conecta con ellos, te hace sentir acompañada, te aporta agradecimiento y alegría.

¡Amiga! Además, sincerarte con alguna persona cercana acerca de cómo te sientes, puede hacer que lejos de burlarse, empatice mas contigo y puedan estrechar mas los lazos de amistad o de pareja.

Cuéntame, ¿Le temes a la soledad?