Bienestar

¡Amiga! Según un estudio realizado por Andrew Newgerg, un autor de neurociencia y presidente del Centro para la Mente y Espiritualidad de la Universidad de Pensylvania, el rezo y la meditación pueden mejorar la capacidad y habilidad cerebral.

Cuando se tiene verdadera fe, todo lo que pedimos puede realizarse, porque la fe no viene de lo externo, viene de lo interno, de la creencia en lo que no se ve… Si quieres saber más, no te pierdas ni un detalle y quédate hasta el final…

Usa Esta Poderosa Oración De Agradecimiento Y Crea Milagros En Tu Vida.

YO (piensa en tu nombre) estoy agradecida por cada detalle en mi vida. Sé que todo lo que he recibo en la vida es un don gratuito, lo comprendo y lo acepto.

GRACIAS a Dios, que me inspira, me renueva y me da sabiduría para evolucionar diariamente.

GRACIAS a Dios, por el lugar donde estoy aquí y ahora, pues este lugar necesita de mi y yo de él.

GRACIAS A Dios, porque todos los órganos de mi cuerpo, funcionan en plena armonía y perfección.

GRACIAS a Dios, por la casa donde habito, que me sirve de refugio y descanso.

GRACIAS a Dios, por las oportunidades de trabajo, logros, éxitos y evolución que se abren delante de mi diariamente.

GRACIAS a Dios, por cada pago recibido, porque de esa manera honro mi nombre, honro mis compromisos y mi dinero se multiplica.

GRACIAS a Dios, por todo aquello que compro y adquiero, porque es el fruto de mi trabajo y mi merecimiento.

GRACIAS a Dios, por todas las personas que me aman y a las que amo, y por las personas que se cruzan en mi camino.

GRACIAS a Dios, por las personas que aparentemente me han hecho mal, porque me han ayudado a formar el coraje para seguir adelante, y gracias a los que me hicieron bien, porque así me hicieron sentir amada.

GRACIAS a Dios, por todas la oportunidades de éxito personal y financiero que recibo, identifico y acepto.

GRACIAS a Dios, porque experimento la gratitud en todas las personas, cosas y hechos.

GRACIAS a Dios todopoderoso, que guía cada uno de mis pensamientos, por eso escojo con mucho cuidado lo que pienso, hablo y deseo.

GRACIAS al Espíritu Santo, que vive dentro de mi, soy parte de su divinidad, por eso irradio luz, amor y paz donde quiera que yo esté…Lleno mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi consciencia y todo mi ser con esta gratitud que sale de mi en todas las direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo, y vuelve a mi en forma de más experiencias y cosas por las cuales sentirme agradecida.

Cuéntame, ¿Qué te pareció esta poderosa oración?